3 mar. 2008

Poeta de lo terrible

Yo estoy aquí,
parado en medio del espiral del universo,
en la tierra de todos los que fueron,
no en la tierra que reinó el rey poeta azteca,
no en la tierra del cura insurrecto,
no en donde murieron alumnos completos,
no en el pasado perpetuo,
vivo en la tierra en que estoy,
en ésta misma que estoy cantando,
en ésta que me hierve en las plantas.

Es preciso mirar a esta tierra,
es necesario olvidar nuestro pasado,
es necesario quitarlo de los libros,
de las paredes y de los cimientos del pensamiento mexicano,
es necesario volver a nacer de las entrañas de la tierra.
Ya no soy mesoamericano, ni americano, ni norteamericano,
ya no soy más mexicano,
solo soy de este mundo.

Soy el orden infinito del caos,
soy la constante fuga del universo,
soy la contradicción primera,
soy el universo latente de las ideas,
soy la muerte,
la verdad,
la consecuencia última,
soy el que siempre se ausenta en la presencia,
soy la ironía y la otredad,
soy el anciano del pueblo,
soy el que te santifica en la muerte,
soy el que te hace un dios,
soy la trascendencia del cosmos,
la memoria de las edades y los tiempos.

Somos porque eres Tú, y Yo soy.

Soy poeta de lo terrible.

Gersom Mercado Chan, El Cuexcomate, 19 de febrero de 2008.